Skip to content Skip to navigation

Protegidos los terrenos del Corredor Ecológico del Noreste

Protegidos los terrenos del Corredor Ecológico del Noreste

13 de abril de 2013 – Luquillo – Acompañado de activistas ambientales y líderes legislativos, el  gobernador Alejandro García Padilla convirtió en ley  hoy el Corredor Ecológico del Noreste (CEN) protegiendo así 3,057 cuerdas de terreno entre los municipios de Luquillo y Fajarado.

“Hoy, con la firma de esta ley, le hacemos justicia y reconocemos el respeto que se merece esta reserva natural, dando un paso más en la dirección correcta. Hoy, se protege a perpetuidad este importante recurso, que comprende 3,057 cuerdas de un área de alto valor ecológico y de importancia para la protección y conservación de los recursos naturales”, expresó el gobernador al estampar su firma en la Ley durante el Festival del Tinglar en la plaza pública de Luquillo.

En la actividad estuvieron presentes también los senadores Luis Daniel  Rivera y Pedrito Rodriguez, del distrito de Carolina; el presidente del Senado, Eduardo Bhatia; el presidente de la Cámara, Jaime Perelló Borrás; y el alcalde del municipio, Jerry Márquez.

Con este proyecto se pretende garantizar la buena calidad del aire y de los servicios ecológicos asociados a la provisión de agua potable además de hábitats saludables para la flora y la fauna silvestre como suelos productivos, oportunidades recreacionales y un turismo eco amigable.

La medida, que fue aprobada el pasado jueves en ambos cuerpos legislativos, se une a las demás iniciativas que ha impulsado Garcia Padilla a favor de la protección del ambiente, como la firma de una orden ejecutiva para establecer el Bosque Modelo que protege 100,000 hectáreas de terreno de la zona sur-central de la Isla.

El estatuto declara como política pública del gobierno la preservación, restauración y conservación, junto a la designación como reserva natural, de 3,057 cuerdas de terreno que contendría el Corredor entre los municipios de Luquillo y Fajardo. Además, establece que el Estado utilizará todos los medios y prácticas necesarias para garantizar la más eficaz conservación de estos terrenos de forma tal que sus metas económicas, sociales y ambientales estén unificadas en el contexto de un desarrollo sostenible.

Esta medida designa como utilidad pública los terrenos privados que comprenden el CEN, ordena al Departamento de Recursos Naturales (DRNA) su adquisición y establece que este entrará en negociaciones con las corporaciones públicas para acordar términos razonables que garanticen los objetivos de conservación del Corredor. También ordena a la Junta de Planificación enmendar todo reglamento, plan y mapa de uso de terrenos, a los fines de reconocer y atemperarlos con la designación y política pública establecida en esta ley.

La nueva ley se firma tras 15 años de luchas de grupos ambientalistas para proteger el delicado ecosistema de la zona al tiempo que se impulsa un desarrollo adecuado de las mismas.