Skip to content Skip to navigation

Christopher González: "No hay limitaciones... ¡Todo se puede!"

Christopher González: "No hay limitaciones... ¡Todo se puede!"

24 de julio de 2015 - La Fortaleza - "Nosotros somos personas de mucho ejemplo para los demás. Yo tengo una condición de Síndrome Down, pero para que veas, no hay limitaciones. ¡Todo se puede! Muchas gracias..."

Así de claro, sencillo y al grano. No hizo falta más para darse cuenta que, con tan sólo 19 años de edad, Christopher González Caro es un verdadero ejemplo de lo que significa la palabra lucha, esfuerzo, perseverancia y sacrificio. Este joven rincoeño conoce muy bien lo que es el éxito, pues gracias a sus padres y al estímulo recibido por el programa de Educacación Especial ha alcanzado múltiples logros. La lista es bastante larga, pero más aún lo son sus ambiciones y sueños.

"Te tengo que ser sincero. Esto es algo que me emociona mucho. Saqué la licencia de aprendizaje con 100%. Y también saqué la licencia de conducir", confesó sonrojado y con ojos llorosos a causa de la felicidad y satisfacción.

Es un parlanchín alegre, que contagia de inmediato con su sonrisa y se gana el cariño de cualquiera lo escucha hablar de sus pasatiempos favoritos, de sus metas y de su mayor amor, que es su familia.

Fueron sus progenitores quienes le acompañaron durante su visita al Palacio de Santa Catalina y quienes de inmediato llenaron con un aire de optimismo y esperanza el Salón Caoba, donde contaron su historia de vida. Ambos son maestros retirados, y según relataron, la llegada de "Chris" a sus vidas (como suelen llamarle a su hijo), ha sido de bendición y estímulo para educar e inspirar a otras personas que tienen algún famliar con Síndrome Down.

"Nosotros tenemos otro hijo mayor, y fue él quien nos despertó la conciencia y nos llamó la atención sobre lo grande que podía ser Chris para todos. Fue su propio hermano el que nos dijo: ¿Porqué la gente trata a Christopher distinto si él puede hacer lo mismo que yo? ¿Porqué no lo pueden ver igual que a los demás?", dijo Isabel Caro, madre de Christopher.

Su papá, Eugenio González, también recordó que "desde el momento en que Chris llegó a la familia ha sido una bendición para todos nosotros. Gracias a Dios y al ejemplo que él nos da cada día pudimos establecer el Salón Angelitos de Amor con el fin de educar a otros padres sobre la condición de Síndrome Down y lo importante de la integración de estos niños y niñas con otros estudiantes de la corriente regular".

Es allí donde se dedican, precisamente, a enseñar acerca de la inclusión de las personas con esta condición mediante clases de bomba y plena, cocina, costura y deportes.

"No ha sido nada fácil, hemos tenido que hacer muchos sacrificios, pero ahora estamos viendo los frutos. Ahora estamos viendo todo ese sacrificio que pusimos y seguiremos poniendo", añadió.

Pero fue el propio "Chris" quien demostró con su gran sentido del humor que no le teme a nada, ni siquiera al Síndrome Down, para convertirse en todo un exitoso chef.

"El baile es lo mío, pero lo que más me gusta es la cocina. Yo voy a estudiar artes culinarias en la Inter de Aguadilla, eso es lo que a mí me gusta. Yo cocino arroz y habichuelas, pollo, chuleta... ¡De todo un poco!", destacó el joven, recién egresado con altos honores de la Escuela Manuel García Pérez de Rincón.

Representó a Puerto Rico en varias competencias internacionales de baile, junto a sus compañeros del grupo Bello Atardecer. Además, aprendió a tocar guitarra y ayuda a su padre a tomar fotografías en alguno que otro evento especial.

"Me encanta bailar salsa, merengue, bolero, bachata, reguetón... Bailé bomba y plena, y ganamos primer lugar en España mucha gente de Puerto Rico. Eso fue una alegría para nosotros", expresó emocionado.

¿Y de dónde tu aprendiste todo eso?

"Gracias a papi y a mami. Ellos son los que me han enseñado a hacer todo y a lograr lo que tengo. Ellos son de gran inspiración para mí".

Bailas, cocinas, tomas fotografías... ¿Cantas también?

"¡No! La que canta es mami, pero en el baño... ¡Y papi también! Yo canto imaginaginariamente mirando el espejo... Ese soy yo".

¿Qué te falta por hacer?

"Muchas cosas. Hay varios paises que quiero visitar como Panamá y Alaska, porque me gusta el frío y todavía no he visto la nieve".

Fue esa gran alegría, la espontaneidad y naturalidad con que su familia asumió la responsabilidad de educarle, lo que convirtió a Christopher en un estudiante de excelencia académica. Sin embargo, y más importante aún, fue el amor por su hijo lo que impulsó a Isabel y Eugenio a hacer todo lo posible para verle crecer y desarrollar su potencial al máximo.

"Mi esposa y yo sabemos que va a llegar el momento en que nosotros no vamos a estar aquí, y lo que nosotros queremos es que cuando llegue ese momento él pueda vivir su vida lo más normal posible. Que él pueda hacer sus cosas, que él pueda tener un trabajo y que pueda tener un carro caro como él dice para llevar a la novia a pasear", sostuvo un emocionado Eugenio.

Al preguntársele si imaginaba ese momento, su rostro enrojeció y tembloroso se confundió en un abrazo con su hijo.

"No quiero imaginarlo. Te amo Chris", puntualizó.

 

*Segunda entrega de la serie 'Historias de Vida'. Lee también:

Yulianna Avilés: "Yo voy a ser maestra de arte"

Januel Ferrera: "Mi maestra es mi mejor amiga"

Yeizary Vega: "Aunque yo no vea, voy a ser periodista..."

José Ayala: "Bombero, actor y papá... Yo amo a mis hijos"

Vladimir Ramos: "Yo quiero una sociedad alegre"

Tayshka González: "Nos puede faltar todo, menos la fe"

Dr. Natalio Debs: "Hay que tener un 'sí' para ayudar"

Sarah Franceschini: "El éxito no tiene límites"

Albert López: "Hay que trabajar con amor por el país"

Alberto Lugo: "Más que creatividad, hay que tener pasión..."

Agnes Santana: "Tenemos que sanarnos cada día"

Nidia Ramírez: "La prevención está en la educación"

Si interesas conocer más sobre la labor educativa de Salón Angelitos de Amor puede comunicarse al (787) 413-8928 o escribir a: genechaqui@gmail.com. Si deseas compartir algún relato e inspirar a otros con tu testimonio de superación, escríbenos a: primeradama@fortaleza.pr.gov.

 



Portal sometido ante la CEE el 28 de diciembre de 2015: Solicitud CEE-SA-16-2859