Skip to content Skip to navigation

Adelantado el proceso para prohibir el uso de lámparas chinas

Adelantado el proceso para prohibir el uso de lámparas chinas

El análisis de todos los ángulos para posiblemente prohibir el uso y regular las ventas de las lámparas chinas en Puerto Rico se encuentra bien adelantado, al punto que la decisión podría tomarse en los próximos días, una vez culminen las fiestas navideñas.

“Desde hace varios días hemos estado analizando todos los ángulos para probablemente prohibir el uso y regular de las llamadas lámparas chinas en Puerto Rico, al igual que se ha realizado en varios estados de Norte América, así como diversos países y nos encontramos bastante adelante en el proceso”, dijo el jefe del Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico, Ángel A. Crespo Ortiz. 

El uso de estos artefactos en Puerto Rico, ha comenzado a tener un auge en diversas celebraciones que van desde graduaciones, bodas y donde más se han comenzado a usar lo es en la despedida de año. El origen de las llamadas lámparas china o “sky lanterns”, se remonta alrededor del año 230 a.C. en la China donde inicialmente tenían un simbolismo religioso. La mayoría están hechas con papel de arroz y con un armazón elaborado con bambú o con metal, en el interior de la lámpara china hay una base de cera o parafina que es encendida para que la llama caliente el aire dentro de la lámpara; disminuyendo así la densidad y causando que la misma se eleve al cielo, por lo que además de ser peligrosa por el fuego que puede ocasionar, se convierte en un desperdicio sólido.

Entre los riesgos de las lámparas china se puede mencionar la posibilidad de enredarse en el tendido eléctrico y causar averías; ser succionadas por las turbinas de aviones; afectan las rutas de los aviones y otros equipos aéreos cercanos a aeropuertos; ocasionar incendios forestales o estructurales y afectar la flora y fauna así como los danos al ambiente.

“Dentro del estado de derecho actual en Puerto Rico, las lámparas chinas son artefactos con flama abierta que puede ocasionar incendios y desde un aspecto amplio se podría aplicar leyes vigentes contra incendios, pero no nos limitamos a eso por lo que continuamos haciendo todo el análisis necesario”, indico Crespo Ortiz.

Por su parte, la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) Carmen Guerrero precisó que “el elemento ecológico es uno de lo que hemos evaluado de lugares donde se ha prohibido o regulado su uso, debido al impacto a la vida silvestre y a los ecosistemas, ya que los animales pueden ingerir partes de las lámparas o enredarse en los alambres y en el ecosistema esto se considera basura pues termina en las playas o en otros lugares tirados, así como el impacto de riesgo en fuegos forestales, por lo que nos unimos a la iniciativa de controlar y limitar el uso de estas lámparas en todo Puerto Rico”.  

El jefe del Cuerpo de Bomberos, Ángel A Crespo Ortiz aprovechó la ocasión para resaltar que el 2014 culminó con un 60% menos de muertes por incendios que las ocurridas en el 2013 y la disminución podría estar relacionada a campañas educativas impulsadas para prohibir el uso de velas o artefactos de flama abierta en lugares de cuido de ancianos, a la vez que se evidencio una disminución en los fuegos forestales a pesar de que hubo más tiempo de tiempo seco que también contribuyó a iniciativas de orientación a la ciudadanía sobre medidas de prevención de incendios.