transforma pr

Gobernador felicita a escritor Eduardo Lalo




9 de junio de 2013 –Nueva York El gobernador, Alejandro García Padilla, felicitó  hoy al escritor puertorriqueño Eduardo Lalo, quien esta semana fue galardonado con el premio internacional Rómulo Gallego, edición XVIII, por su novela Simone. Esta es la primera vez que el prestigioso premio que ofrece El Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos con sede en Venezuela, se le otorga a un escritor boricua por lo que representa un salto significativo de la literatura puertorriqueña a la vitrina mundial. 

​“A nombre del pueblo puertorriqueño, de mi familia, y el mío propio, un abrazo sincero al escritor Eduardo Lalo, quien con este logro demuestra que, como en tantas otras facetas de la vida, los puertorriqueños somos más que las dificultades enfrenta el país. Este premio es muestra de lo que somos capaces de lograr cuando hay  talento y perseverancia. Esas son herramientas determinantes para romper las barreras de las dificultades para lograr nuestros sueños,” manifestó el mandatario desde la ciudad de Nueva York donde se encuentra participando del  Desfile Nacional Puertorriqueño.

​El jurado de este premio, que es uno de los más prestigiosos de la literatura de lengua española, indicó en su veredicto unánime, que la novela Simone del puertorriqueño Eduardo Lalo es una obra donde se apuesta, pese al culto al fracaso que embarga al narrador, a la capacidad reivindicadora de la literatura".

Simone cuenta la historia de una obrera china, Li Chao que huyó durante la revolución cultural de su país y es condenada a un trabajo semiesclavo en Puerto Rico, donde irónicamente redime su cotidianidad en la literatura.

Eduardo Lalo tiene a su haber otras novelas como “La Isla Silente”, “Los pies de San Juan”, “La inutilidad” y “Dónde”. Ha dirigido dos mediometrajes: “Dónde” y “La ciudad perdida”, exhibidos en América Latina; y también es conocido en Puerto Rico por su trabajo como fotógrafo.

Entre los escritores cuya obra ha sido destacada por este galardón se encuentran autores de la talla de Gabriel García Márquez, con Cien años de Soledad en el 1972; Mario Vargas Llosa, con “La casa verde” en 1967; y Carlos Fuentes, con “Terra nostra” en 1977.

“En Puerto Rico no hemos reconocido el valor y potencial que tiene nuestra cultura como fundamento para el desarrollo económico. Pasa con los escritores como Lalo, como con otros artistas escénicos, con nuestros pensadores, con los músicos y los plásticos; en fin, con la cultura en todos sus aspectos”, señaló el gobernador.

La experiencia con Lalo nos demuestra la necesidad de trabajar en fomentar la atención mundial de las editoriales hacia el talento puertorriqueño, dijo García Padilla. “Lalo dio un gran paso hacia ello al obtener el premio y nosotros nos comprometemos a respaldar esa gestión”, agregó el gobernador.